Cómo las “Ricky Leaks” expusieron al gobernador de Puerto Rico y desataron un movimiento para destituirlo

Medio millón de personas salió a las calles de San Juan de Puerto Rico el lunes 22 de julio en una protesta histórica. La manifestación se produjo más de una semana después de que el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico publicara 889 páginas de conversaciones online con contenido violentamente misógino y homofóbico entre el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y otros funcionarios de Gobierno. Los documentos filtrados revelaron que Rosselló se había burlado de las víctimas del huracán María y había bromeado con dispararle a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. Además, dieron a conocer la corrupción descontrolada dentro del Gobierno de Puerto Rico. El gobernador Rosselló y otros once funcionarios implicados en el escándalo de los mensajes fueron citados por el Departamento de Justicia de la isla. Desde que empezó el escándalo, dos funcionarios jerárquicos renunciaron, entre ellos, el secretario de Estado, Luis Rivera Marín. Sin embargo, Rosselló se resiste a los pedidos de renuncia y afirmó que la gente mandó esos mensajes “en tiempo personal” y tras largos días de trabajo estresante.