El Salvador Noticias

Corte de Cuentas revela que la Procuraduría de Derechos Humanos hizo uso irregular de $180,145.00

Scroll down to content

La Procuradora Raquel Caballero incumplió leyes para uso indebido de fondos públicos, según auditoría de Corte de Cuentas. Funcionaria busca la reelección en el cargo.

Compró cámaras de videovigilancia con fondos no autorizados, pagó exceso en viáticos, utilizó mal el dinero para emergencias e incumplió la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP). Esas irregularidades provocaron el gasto indebido de $180,145 por parte de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), según la Corte de Cuentas de la República (CCR).

El informe final elaborado por la Dirección de Auditoría Tres de la CCR con fecha de junio pasado, en poder de LA PRENSA GRÁFICA, sostiene que la procuradora de Derechos Humanos, Raquel Caballero de Guevara, incumplió reglamentos entre el 1.º de enero y el 31 de diciembre de 2017.

El primero de los seis hallazgos que señaló la auditoría es la adquisición de un sistema de videovigilancia valorado en $44,360. La procuradora compró ese sistema en 2017 con fondos de la Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia (CESC), a pesar de que no recibió autorización del presidente de la república, como lo ordena la ley.

El artículo 11 de la ley del CESC establece que las instituciones solo pueden utilizar el dinero de la contribución especial para servicios que vayan encaminados en la prevención y erradicación de toda clase de violencia en El Salvador, previa autorización de la Presidencia de la República. Los auditores creen que la procuradora incumplió esa normativa legal.

Además, la PDDH compró el sistema de videovigilancia y, según la CCR, no aseguró su uso eficiente debido a que no incluyó un centro exclusivo para el monitoreo de las cámaras. La computadora con acceso al sistema está en la oficina del jefe administrativo de la institución, quien tiene otras tareas asignadas.

El 15 de marzo pasado, Caballero de Guevara trató de defender ante la CCR la compra de las cámaras y dijo que fue avalada por el Ministerio de Hacienda. Además, señaló que el proyecto no necesitaba un centro de monitoreo porque hasta la fecha había funcionado a la “perfección”. Sin embargo, el 11 de febrero de 2018, un hombre ingresó a la sede central de la PDDH y hurtó cuatro computadoras. Los auditores no aceptaron esos argumentos de la procuraduría.

En otro hallazgo, la Corte de Cuentas sostiene que la PDDH burló el mecanismo de libre gestión regulado por la LACAP para que las instituciones realicen de manera ágil compras inferiores a 240 salarios mínimos del sector comercio ($73,000.80).

Durante 2017, la procuradora adquirió 947 vales de supermercado en tres compras diferentes por un total de $106,775, un monto superior a lo que permite la libre gestión. Para burlar la LACAP, la PDDH dividió el total de la compra en tres adquisiciones de libre gestión: la primera de 463 vales por $57,875; la segunda de 20, por $2,500; y la tercera de 464, por $46,400.

Los auditores le recordaron a la PDDH que la ley prohíbe fraccionar una compra global con la intención de hacerla pasar como libre gestión. La procuraduría dijo a la CCR que no tuvo intención de burlar la LACAP, sino que se vio obligada, en febrero de 2017, a hacer la primera libre gestión porque todavía no estaba aprobado por la Asamblea Legislativa el presupuesto de ese año. Pero los auditores no consideran como válida esa tesis.

Otra irregular señalada es la utilización de $28,443 para alimentación de motoristas y agentes de seguridad asignados a la procuradora y procuradores adjuntos. La CCR halló que ese dinero salió de un fondo para emergencias que no puede ser utilizado para ese tipo de gastos. Además, pagó en exceso un total de $567 en viáticos a los empleados.

La auditoría arroja que la PDDH incumplió recomendaciones de un estudio anterior y tampoco ha garantizado que los vales de combustible sean asignados de manera racional. Raquel Caballero, que en enero ya fue condenada por el Tribunal de Ética Gubernamental por el ascenso de una hijastra, busca la reelección.

A %d blogueros les gusta esto: