Hace 200 años la pena por matar una mulata era de 6 meses de trabajo público y 25 azotes

20 de Agosto de 1806.

Durante las fiestas de la Asunción (Izalco), el mulato ebrio Cirilo Mantir mata de un empujón a la también mulata y ebria Antonia Josefa Tula.

Por considerarla una muerte accidental, le imponen una pena de 6 meses de trabajos públicos y 25 azotes.

#EfeméridesSV

Anuncios