El Gobierno dice que ya no se migra para Estados Unidos, nos enteramos de la tragica muerte de una Salvadoreña deportada que murió al intentar regresar a EE. UU. su familia pide ayuda para el funeral

Vilma Váldez, originaria de San Miguel, sería enterrada el próximo sábado en Alexandria, Virginia. Deja cinco hijos en la orfandad, la menor de ellos de dos años.

Vilma Váldez, la salvadoreña originaria de San Miguel, que murió en la frontera en Laredo, Texas, cuando intentaba regresar a Estados Unidos para reunirse con sus hijos será enterrada junto a su familia en tierras norteamericanas.

Su hija mayor, Nancy,  ha publicado una página en el sitio GoFundme para recaudar fondos para llevar el cuerpo de su madre de Texas a Maryland donde viven sus seres queridos.

“Inmigración decidió quitarnos a mi madre por la fuerza hace cuatro meses, dejando (a) mis 4 hermanos, mi padre y yo. Mi madre era la luz de nuestro hogar. Ella no cometió crímenes en este país”, escribió la menor en la plataforma de donaciones.

En el escrito la familia señala además que no pudieron despedirse de Vilma el día que Migración decidió deportarla para El Salvador. “Solo podíamos agitar nuestras manos y llorar mientras ella se alejaba (…)”, sigue diciendo.

La mujer tenía más de media década de vivir de forma ilegal en Estados Unidos, país donde nacieron sus cinco hijos, la menor de ellos tiene solo dos años, a su corta edad parece tener clara la difícil situación por la que atraviesa junto a sus hermanos.

Desesperada por la separación con su familia, Vilma optó por regresar a Estados Unidos, salió de San Miguel junto a su cuñada, Rosibel. En el camino sufrió complicaciones de salud, su acompañante avisó a sus familiares y al 911, Vilma se había desmayado. Para cuando llegó la patrulla fronteriza la mujer estaba inconsciente, no tenía pulso.

Vilma Váldez, sería enterrada el próximo sábado en Alexandria, Virginia.

Sobre la deportación

La salvadoreña fue expatriada por vivir sin permiso en EE.UU., su esposo José Marquez es beneficiario del Estatus de Protección Temporal (TPS). “Ella murió por amor a sus hijos, por amor a su esposo”, dijo su cónyuge a telemundowashingtondc.com.

Al momento de su deportación, Vilma viajó hacia su natal San Miguel con la más pequeña de sus hijas,  días después la menor regresó a Estados Unidos con otra pariente.

De acuerdo con familiares, la desesperación y la depresión por la separación con la pequeña, hizo que Vilma emprendiera la travesía desde San Miguel, en El Salvador, hasta Marylan, misma que le costó la vida.