Autorizaron consumo de 1,2 toneladas de cannabis medicinal.

El consumo interno de cannabis con fines medicinales e investigación no podrá superar las 1,2 toneladas y los 750 kilos de resina para este año. Así lo confirmó la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, una dependencia de las Naciones Unidas.

La entidad es un órgano de fiscalización independiente. Vigila la aplicación de los tratados de vigilancia internacional de drogas desde hace 40 años. Anualmente verifica los consumos internos de todos los medicamentos y sustancias de control en todos los países para definir las cantidades límites de provisión.

En el periodo anterior la JIFE determinó una provisión de 40 toneladas para Colombia. Rodrigo Arcila, presidente de Asocolcanna, gremio que reúne a las principales industrias de cannabis medicinal en el país, dio en parte tranquilidad al señalar que el ajuste obedece a las dinámicas propias del mercado en Colombia, que si bien tiene altas expectativas, los componentes de producción y consumo están apenas naciendo y a la espera de ajustes reglamentarios.

El líder gremial considera que la noticia, más que una preocupación, se convierte en una motivación para ajustar las cargas con respecto a 2020. “Cuando las empresas estarán mejor alineadas para responder a los retos que exige esta agroindustria”, dijo.

En cualquier caso, insistió en que el gobierno debe estar más atento al desarrollo del sector, como ha solicitado el gremio. Aclaró que el futuro de esta industria no está en peligro, como algunos han afirmado. “Lo que tenemos es que hacer la tarea juiciosa, en el sentido de que lo estipulado por la JIFE habla de consumo interno, pero todos los componentes de exportación y la exploración de mercados fuera del país no están condicionados por estos cupos”, expresó.

Otros cupos

En lo verificado por la JIFE aparecen para el país la definición de cupos para otras sustancias sujetas a control. La codeína, que sirve para el manejo del dolor, tiene una provisión de 2,9 toneladas; la dihidrocodeína, 1,1 toneladas; la morfina, 150 kilos; la oxicodona, 230 kilos, y el fentanilo, 8.500 kilos. En otros países, al Reino Unido le dieron un cupo de 6,7 toneladas de cannabis y a Estados Unidos, apenas 150 kilos.