El Ártico se esta derritiendo: “Se adelantó 70 años”

Este fenómeno podría causar serios estragos en la vida silvestre e incluso la agricultura y los hábitats humanos.

El inesperado derretimiento del permafrost del Ártico
Lagunas de deshielo de Permafrost en la Bahía de Hudson, Canadá. (Wikimedia Commons)

Una nueva investigación recién publicada en la revista Geophysical Research Letters ha revelado que los veranos excepcionalmente cálidos en el Alto Ártico canadiense durante 2003 y 2016 dieron lugar a un derretimiento del permafrost hasta un 240% más rápido si se compara con años anteriores.

Louise Farquharson, científica de la Universidad de Alaska Fairbanks y autora principal del estudio, comunicó a weather.com que se cree que las tres zonas del remoto norte de Canadá, donde se analizó la condición del permafrost, estuvieron congeladas a lo largo de miles de años. Y agregó:

Este cambio no tiene precedentes en este tipo de escala de tiempo.

La experta explicó que si bien los científicos habían pronosticado que el derretimiento del permafrost tomaría al menos otros 70 años, esas predicciones no tuvieron en cuenta los veranos excepcionalmente cálidos presentados en los últimos años. En todo caso, los indicadores apuntan a que las temperaturas continuarán aumentando, por lo que no hay forma de saber con exactitud el tiempo que tomará el derretimiento total.

Transformación sorprendente

termokarst
El derretimiento del permafrost, que se muestra aquí cerca de un sitio de investigación en el Ártico de Canadá, crea un paisaje irregular salpicado de lagos, hoyos y montículos. (Louise Farquharson)

A medida que va desapareciendo el permafrost, emerge el termokarst, una superficie de terreno irregular caracterizada por sus hondonadas pantanosas y pequeños montículos. En una de las áreas examinadas por los investigadores, el hundimiento del suelo fue de casi un metro. Esto dijo Farquharson al respecto:

Me sorprendió mucho ver lo rápido que cambió el paisaje. Comenzamos a monitorear estos sitios a principios de la década de 2000 y en ese entonces este paisaje era bastante plano. Era bastante fácil caminar por la zona.

El rápido derretimiento del permafrost no solo es consecuencia del cambio climático, sino que además agudiza el problema al exponer a la atmósfera material biológico, el cual se descompone y produce una liberación de CO2, factor clave del calentamiento global.

Y como si fuera poco, el estudio también demostró que la pérdida del permafrost podría provocar serios estragos en todo, desde afectaciones a la vida silvestre hasta los cultivos y los hábitats humanos.