La alcaldesa Patricia Arce fue rescatada por la Policía después de cuatro horas de agresiones y vejaciones en su contra.

La alcaldesa Patricia Arce fue rescatada por la Policía después de cuatro horas de agresiones y vejaciones en su contra.

Un grupo opositor autodenominado “Resistencia Cochala” secuestró y agredió fuertemente a la alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce, perteneciente al Movimiento Al Socialismo (MAS), partido del presidente Evo Morales. También quemaron la sede de la alcadía.

La funcionaria fue arrastrada por la calle, obligada a caminar hasta Huayculli, en Quillacollo, donde fue montada sobre una tarima para cortarle el cabello y echarle pintura roja. Los agresores, muchos de ellos jóvenes con palos y piedras, la insultaron y la obligaron a decir que dejaría el cargo.

“Si los vinteños me lo piden. Si lo movimientos de los vinteños vienen y me piden que me vaya me voy a ir”, dice la alcaldesa, visiblemente angustiada y llorando, en uno de los videos que circulan en redes sociales. 

El hecho ocurrió en la región central de Cochabamba, donde se han registrado varios actos de violencia por parte de opositores que son apoyados por Luis Fernando Camacho, dirigente del Comité Pro Santa Cruz, y principal propulsor de las protestas violentas en rechazo a los resultados electorales del pasado 20 octubre, que dieron la victoria a Evo Morales.

Arce, mientras era sujetada por el cuello y agredida, expresó que estaba dispuesta a dar su vida por el proceso de cambio liderado por el Gobierno de Evo Morales. “No tengo miedo por decir mi verdad. Y estoy en un país libre. Y no voy a callar y si quieren matarme que me maten. Por este proceso de cambio voy a dar mi vida”, dice en un video.

La alcaldesa fue rescatada por la Policía en el puente Huayculi del municipio de Quillacollo, luego de cuatro horas de haber soportado las agresiones de la turba opositora. El comandante regional de la Policía, Walter Alvis, la recibió en una camioneta que fue atacada con piedras.

Anuncios