Al secretario general de la OEA le gritaron «asesino» en Paraguay y le impidieron dar una charla sobre «democracia».

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue desalojado de una universidad privada de Asunción por manifestantes que le impidieron dar una charla, tildándolo de «golpista». El funcionario continental recibió el repudio de representantes de organizaciones sociales y políticas de Paraguay, movilizados por la crisis en la vecina Bolivia.

Un video divulgado en las redes sociales muestra el momento en que un joven interrumpe el foro que se estaba desarrollando en la Universidad, ubicada en la capital paraguaya, pronunciando fuertes críticas contra Almagro, a quien calificó de “criminal violador del derecho internacional”.

“‘Almugre’ asesino” o “Almagro, tus manos tienen sangre boliviana” eran algunos de los mensajes que se leían en los carteles de los manifestantes, que también ondeaban banderas de las juventudes comunistas con el rostro de Ernesto Che Guevara y la whipala, considerada un símbolo patrio por la Constitución boliviana promulgada en 2009 por Morales.

Los manifestantes consiguieron abortar el acceso de la comitiva de Almagro, que no llegó a bajar del coche, mientras que en el interior de la Universidad esperaban que se aclarara la situación.