FGR inició investigación contra Hugo Preza

La Fiscalía General de la República (FGR) informó esta mañana que ha abierto un expediente por las acusaciones de acoso sexual contra el exdirector de noticias Megavisión, Roberto Hugo Preza y que de momento «están verificando la información».

Aunque no hubo mayores detalles, afirmó que hará todo por llegar al fondo de todo esto y que desde este momento le estarán dando seguimiento al caso.

Todo inició tras una noticia periodística que fue publicada la semana pasada con declaraciones con presuntas víctimas y testigos que denunciaron el acoso sexual contra las mujeres que fueron y son parte del canal, hechas por Preza.

Con una entrega de dos notas, el 11 y 12 de noviembre, alertó a las autoridades a poner cartas en el asunto; de igual manera, Grupo Megavisión prescindió de sus servicios y aseguraron que apoyarán a las autoridades a esclarecer esta situación.

Sobre este tema, también se pronunció el ministro de Trabajo, Rolando Castro, quien aseguró que crearán un equipo multidisciplinario que inspeccione la problemática.

stos hechos llevaron a que el martes por la noche, la empresa para la que trabaja Hugo Preza lo suspendiera “temporalmente” mientras las autoridades investigan los casos que le atribuyen, según se desprende de un comunicado.

Este miércoles, un equipo del Ministerio de Trabajo encabezado por la viceministra Maritza Haydeé Calderon de Ríos visitó las instalaciones del Grupo Megavisión para investigar los hechos en los que se vincula al periodista.

El 16 de noviembre, la Asamblea Legislativa le dio un reconocimiento por su trayectoria periodistíca y por destacar coberturas del duro recorrido que hacen miles de salvadoreños por llegar a Estados Unidos.

El periodista Roberto Hugo Preza, por su parte, ha negado los señalamientos de acoso sexual que se le hacen y aseguró en un comunicado que todo lo que se ha dicho contra él es una conspiración para dañar su imagen y que “su conciencia está tranquila”.

En el comunicado, Preza dijo también que espera que la investigación que realizan la Fiscalía y el Ministerio de Trabajo sea “exhaustiva, honesta y se aplique el debido proceso”.