Auditoria revela que Bukele y Muyshondt, han cobrado demasiado en alquiler a los comerciantes de Mercado Cuscatlán

El actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, aseguró este viernes que, luego de una auditoría de la Corte de Cuentas de la República (CCR), podrían evaluar nuevamente la negociación del arrendamiento del local para el Mercado Cuscatlán, sobre la 25 Avenida Sur, en San Salvador.

Quien se hizo los bigotes fue el ex alcalde Bukele y el primo de Tony Saca; pues los comerciantes estuvieron pagando casi el triple de lo que deberían haber cancelado.

El alcalde sostiene que la Corte de Cuentas indica en una auditoría que la cantidad máxima que deberían pagar por el arrendamiento es $48,000, cuando existe una negociación en curso que lo intentaba disminuir de $98,000 a $68,000.

“Prácticamente lo que dice es que se estaba pagando el doble de lo que debería estarse pagando por ese inmueble y eso nos da un parámetro para renegociar un mejor precio, dado que la administración anterior cometió un error en la negociación de ese mercado”, dijo el alcalde.

Mientras dura la negociación, la alcaldía de San Salvador no ha pagado “varios meses de arrendamiento”, ya que el alcalde sostiene que buscan no tener problemas a futuro con la Corte de Cuentas. “Si ve que estamos pagando más, aunque sea un contrato heredado de la administración anterior, por algo que no lo vale”, sostuvo.

El Mercado Cuscatlán, según el funcionario, ha triplicado sus ingresos, luego de que se le diera un giro distinto, organizando actividades culturales y artísticas para que llegue más gente al mercado.

“Debe ser otro tipo de productos los que se vendan ahí, no sirve un mercado de frutas y verduras, es más un mercado que ojalá pueda ser para los artesanos, han mejorado los ingresos definitivamente, se han triplicado”, afirmó.

El contrato de arrendamiento del edificio del Mercado Cuscatlán tenía un precio de $96,050 al mes y el contrato tiene un plazo de 25 años. Al edificio se le hizo una remodelación.Pertenece a Desarrollo Universal, S.A. de C.V.

En noviembre de 2018, el alcalde anunció que rescindirían del contrato, al enterarse de un anuncio del alquiler del edificio por $33 por metro cuadrado. La propiedad tiene un área de 9,985 metros cuadrados. En febrero de 2019, el alcalde anunció que logró renegociar verbalmente el precio del alquiler.