El Salvador Noticias

Seis meses de Gobierno: vetos contra el pueblo, despidos injustificados y eliminación programas sociales

Scroll down to content

Vetos, despidos y eliminación de lo social es lo que destaca un comunicado de los Profesionales por la Transformación de El Salvador (PROES), en referencia a los primeros seis meses de la gestión de Nayib Bukele.

Consideraron que los principales desaciertos que ha tenido el gobierno de Nayib Bukele y que han afectado a sectores de bajos recursos y capas medias, son los despidos.

“Despido de miles de empleados y empleadas públicas, incluyendo mujeres embarazadas y personas con discapacidad”, se lee en el comunicado.

Asimismo, cuestionaron los vetos presidenciales que hizo durante este período “veto presidencial al decreto legislativo de ayuda compensatoria al personal docente interesado en jubilarse y cuyas pensiones son muy bajas. Muchas de esas personas prefirieron seguir laborando y sus plazas no pueden ser ocupadas por docentes jóvenes”.

Respecto al veto presidencial al decreto legislativo que les otorgaba a las micros y pequeñas empresas el acceso obligatorio al 80% de las compras públicas de los 14 programas establecidos en la Ley de Desarrollo y Protección Social. “El presidente Bukele lo vetó porque quiere que la mayoría de las compras se les hagan a las grandes empresas”.

Señalaron que ha intentado desmontar la reforma de salud tras el cierre de varios ECOSF, “la clausura del proyecto operación milagro y el recorte de US$33 millones al primer nivel de atención en el presupuesto 2020. Este año aumentaron los casos de dengue, zika, chikungunya y paperas. De un modelo de salud preventivo se transita a un modelo curativo, que aumentará las enfermedades y solo beneficiará a los dueños de laboratorios, droguerías y farmacias”.

Reiteraron que hay un desmontaje de los programas sociales y económicos desarrollados en los últimos diez años y que beneficiaron a mujeres, adultos mayores en condición de pobreza, juventud, veteranos de guerra, familias campesinas y microempresarias.

“En el presupuesto de 2020 se dejan sin recursos 13 programas, entre ellos el de fortalecimiento de la salud de la mujer, el de alfabetización y los que benefician a la población campesina. También se recortan los programas ciudad mujer, bono para educación y salud, pensión básica y paquetes agrícolas, así como al subsidio del gas (US$9 millones). El presupuesto de la UES queda congelado. Encarecimiento del gas y las tarifas de agua y energía eléctrica, en un marco de congelamiento salarial, pues ni siquiera se revisó el salario mínimo, cuyo último aumento se aprobó en diciembre de 2016”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: