El cantón Acachapa se unió para enterrar a sus muertos. Las víctimas regresaban de concentración frente a la Asamblea el domingo pasado.

Las víctimas del accidente de tránsito que murieron el pasado domingo en Chiltiupán, La Libertad, fueron invitadas a una concentración de “Veteranos de Guerra”, frente a la Asamblea Legislativa, pero aseguran que llegaron tarde y solo participaron de una reunión en el ministerio de Gobernación que duró 15 minutos.

Ese mismo domingo, también fue la concentración convocada por el expresidente del Tribunal Supremo Electoral, simpatizante del partido político Nuevas Ideas, Walter Araujo a donde acudieron unas 300 personas que también llegaron de varios lugares del país transportados en autobuses.

Vicente Hernández Cabrera, de 71 años de edad, una de las siete víctimas mortales del percance de tránsito -que también dejó 36 lesionados-, vivía con mucha pobreza en una casa situada entre veredas y construida de lámina y piso de tierra. Don Vicente era pobre.

El agricultor originario del caserío La Ceiba, situado en el cantón Acachapa, del municipio Santa Isabel Ishuatán, en Sonsonate, pasó toda su vida trabajando la tierra y durante varios años, prestó el servicio militar como soldado en la zona occidental del país. Don Vicente era veterano de guerra.

El domingo 16 de febrero el exmilitar se enteró que de su comunidad saldría una concentración para participar de una “convocatoria de Veteranos de Guerra” frente a la Asamblea Legislativa, donde les habían prometido actualizar sus datos “para gozar de beneficios”.

Su hija Blanca Hernández, quien sobrevivió a la tragedia, recuerda que le expresó a su papá que lo acompañaría para que no fuera solo, además, una veintena de vecinos del lugar también irían al evento. Don Vicente se entusiasmó y viajó con su hija y otros conocidos.

Blanca Hernández es una de las sobreviviente del accidente ocurrido en Chiltiupán, su padre murió en el percance. Foto EDH/ Jessica Orellana

“Entramos a un salón y nos dijeron que habíamos llegado tarde, mi papá preguntó un par de cosas, nos dieron una botella pequeña de agua y nos retiramos. Ahí frente a Gobernación nos cambiaron de autobús, que después se accidentó”, expresó la doliente a El Diario de Hoy durante el entierro de su padre.