CAPRES niega información del estado de salud del Presidente Bukele a los ciudadanos

Un ciudadano solicitó a la Presidencia, entre otras, los tratamientos a que está sometido el gobernante y los costos mensuales, si es que estos son pagados con fondos públicos. Una parte fue negada por considerarla confidencial, otra declarada inexistente.

La Presidencia de la República ha negado a un ciudadano la petición de información sobre la situación de salud del presidente Nayib Bukele por considerarla “confidencial”. Así lo establece en una resolución emitida este 9 de marzo por la oficial de información Gabriela Gámez Aguirre.

El ciudadano Roberto Burgos solicitó cinco datos a la Presidencia:

1. Informe sobre el actual estado de salud del presidente

2. Cuáles son las enfermedades que tiene desde que asumió el cargo.

3. Los progresos médicos mostrados a partir de cualquier tratamiento médico que haya recibido

4. El costo mensual en concepto de medicamentos que ingiere y que son pagados con fondos públicos

5. Copia del expediente clínico del funcionario en poder de la Presidencia.

Sobre las peticiones 1, 2 y 3, la respuesta fue que “los archivos médicos cuya divulgación, constituirá una invasión a la privacidad de la persona”, por lo que declara dicha información como confidencial pues pertenece a la esfera más íntima del Presidente de la República”, dice parte de la resolución.

Con respecto a la cuarta petición, el costo mensual de medicamentos que hayan sido pagados con fondos del Estado, la respuesta fue que tal información es inexistente. “No existen documentos o registros que respalden pagos mensuales con fondos públicos en concepto de medicamentos para consumo del señor Presidente”, se lee en la resolución.

No obstante, en la quinta de las peticiones, consistente en una copia del expediente clínico del mandatario, la Presidencia le pide cinco días de prórroga parar darle una respuesta porque la solicitud se encuentra en trámite.

Dentro de la argumentación que hace la Presidencia para sustentar su negativa es que la función colectiva o sistemática de la libertad de expresión y del derecho a la información deben ser considerados cuidadosamente cuando tales libertades entran en conflicto con los llamados derechos de la personalidad, entre ellos el derecho a la intimidad.

En ese sentido, dice la resolución de la Presidencia que el artículo 2 de la Constitución “garantiza el derecho al honor a la intimidad personal y familia y a la propia imagen”. De igual recurre al artículo 6 de la Ley de Acceso a la Información Pública en donde establece como información confidencial aquella de carácter privado “en poder del Estado cuyo acceso público se prohibe por mandato constitucional o legal en razón de un interés personal jurídicamente protegido”.

“El pedido de información sobre el estado de salud del presidente de la República plantea un conflicto de intereses entre el derecho de acceso a la información, desde su función social o colectiva, y el derecho a la intimidad personal…”, sostiene la Presidencia en su resolución.

Un abogado consultado explicó que el ciudadano tiene derecho a saber sobre el estado de salud del presidente, pues la misma Constitución, en el artículo 131, ordinal 20, estipula incluso la facultad de los diputados de declarar al presidente y vicepresidente incapaz de desempeñar sus cargos por enfermedad física o mental, así como el procedimiento a seguir y el respaldo médico que se debe tener.