Ruta 11 se va a paro por amenazas de pandillas ¿Que raro? Si el Gobierno tiene control territorial

Los transportistas de los 25 microbuses de esa ruta ya cancelan a los pandilleros en concepto de extorsión $2,500 para que puedan circular sin problemas en los recorridos que realizan, pero afirman que los criminales les han duplicado la extorsión, las autoridades no hacen nada al respecto.

El incremento de la extorsión que realizan pandilleros en San Miguel ha hecho que empleados de dos rutas de buses y microbuses dejen de prestar su servicio a los usuarios.

Fuentes cercanas al caso detallaron que son alrededor de 25 las unidades que no salieron a trabajar el lunes debido a que las pandillas les han exigido el pago de extorsión hasta de $5,000 o de lo contrario atentarán contra los motoristas.

La fuente consultada por este medio no precisó si el cobro es semanal, quincenal o mensual.

Los transportistas de los 25 microbuses de esa ruta ya cancelan a los pandilleros en concepto de extorsión $2,500 para que puedan circular sin problemas en los recorridos que realizan.

Ante las amenazas de los terroristas y al no tener una respuesta de los empresarios de dicha ruta, los motoristas por temor ante cualquier atentado contra ellos, optaron por guardar los microbuses.

La ruta 11 hace su recorrido de los cantones El Sitio, Palo Blanco hacia Metrocentro de San Miguel.

También la ruta de buses 90B dejó de laborar desde el viernes debido a las amenazas de los delincuentes en atentar contra empleados debido al incremento de extorsión.